La población conoce esta relación entre nutrición y la salud , y por ello, demanda información. Sin embargo, el estilo de vida y la nutrición de las sociedades avanzadas (también llamadas “occidentales”) va cambiando. Y no todos las transformaciones son favorables y tendentes a una mejor salud, como sería deseable. La falta de actividad física, sobre todo si se une a un consumo excesivo de energía, aumenta el riesgo de ciertas enfermedades crónicas relacionadas con la nutrición, como por ejemplo, la obesidad, la hipertertensión, las enfermedades cardiovasculares , la osteoporosis y determinados tipos de cánceres.

dieta-y-saludLa alimentación influye en la salud humana desde la infancia y adolescencia. Por ello, es muy importante que los niños adopten formas de alimentación saludables, enseñándoles cómo deben alimentarse, aprendiendo a comer de todo y desterrando hábitos nocivos. Así se ha desarrollado el concepto de educación alimentaria o educación nutricional, como base para lograr un estado de nutrición saludable.

Una buena alimentación es indispensable para el crecimiento y la salud del individuo. Una persona bien nutrida tiene más reservas para combatir ciertas enfermedades. Al contrario, las personas desnutridas (en nuestra sociedad industrializada, los enfermos , los indigentes y los ancianos) tienen una especial susceptibilidad a desarrollar enfermedades, especialmente de tipo infeccioso. Ya lo dice el refrán “a perro flaco, todo son pulgas”.

Es fácil de reconocer que el aumento de la talla media que se ha producido en España en las últimas décadas se encuentra asociado a una mejoría de la alimentación de los escolares. Las personas bien alimentadas -lo que no significa necesariamente alimentadas en exceso- tienen un mejor rendimiento en el trabajo. De igual forma, un desayuno equilibrado es fundamental para que los niños logren un buen rendimiento escolar.

Alimentación y nutrición

Hay que diferenciar lo que es la alimentación de la nutrición. Los alimentos es la forma natural en que se presentan las sustancias nutritivas.La nutrición es el conjunto de procesos por los que el organismo transforma las sustancias químicas (grasa, hidratos de carbono, proteínas, micronutrientes…) contenidas en los alimentos, de forma que los hace utilizables por el organismo. Por ello, la alimentación (obtención de alimentos) es un proceso consciente y , sin embargo, la nutrición comienza, de forma no consciente, cuando los alimentos son digeridos por el aparato digestivo.

Los nutrientes ( que se encuentran en los alimentos) se pueden dividir en macronutrientes y micronutrientes, según se precisen cantidades grandes o mínimas de ellos. Dentro de los primeros, se distinguen 3 tipos: los hidratos de carbono (también llamados carbohidratos o azúcares), las grasas lípidos) y las proteínas. En el segundo grupo se encuentran las vitaminas y las sales minerales.

La gran abundancia de alimentos en la sociedad industrializada ha hecho que cambien rápidamente los hábitos alimentarios. Además gracias a los modernos medios de transporte, hay un intercambio cultural de alimentos. Alimentos y cocinas que antes se consideraban exóticas, se están implantando con gran rapidez en nuestra sociedad. A esto se ha unido la incorporación de la mujer al mundo laboral, lo que ha supuesto una mayor dificultad para compartir los momentos de la mesa y una utilización más frecuente de alimentos preparados y precocinados. Ello implica la aceptación de platos y comidas rápidas y prefabricadas, en contraposición al concepto de alimento natural, que se ha elevado a la categoría de mito.

No existe una única dieta adecuada para conseguir una buena nutrición. Los patrones de dietas y de hábitos alimentarios varían de una sociedad a otra; en España, debido a la riqueza gastronómica de nuestra nación, varían incluso de una Comunidad Autónoma a otra. Estos esquemas alimenticios también cambian a lo largo de la vida, ya que las necesidades nutritivas varían con la edad.