Desde el martes 12 de abril se puede disfrutasr de la muestra fotográfica “Descubrimiento del Cosmos”, dedicada a Yuri Gagarin, el primer cosmonauta de la historia, con motivo del 50 aniversario de su vuelo espacial.

La exposición está organizada por el Patronato de la Embajada de la Federación Rusa en España y el Centro Ruso de Cultura y Ciencia. Cuenta con la colaboración del Centro de Coordinación e Integración de Compatriotas Rusos en España, la Asociación de Cultura Rusa en Aragón “ARKA” y la Asociación de Apoyo a los Ciudadanos de la ex-Unión Soviética “SOYUZ” (Zaragoza).

La aventura espacial de Rusia
El 4 de octubre de 1957 comienza la aventura espacial de Rusia. El “Sputnik“, el primer satélite artificial de la historia, es puesto en órbita a 950 km de altura.

El pequeño satélite (pesa poco más de 83 kilos) permanece en órbita sólo tres meses, pero durante su breve vida, gracias a su radiotransmisor, logra proporcionar a los científicos soviéticos numerosos e importantes datos sobre las características físicas del espacio cósmico y sobre las diferentes condiciones de difusión de las ondas radio, datos que serán indispensables para calcular los itinerarios cósmicos más complejos.

Y de hecho, también gracias al “Sputnik”, desde 1957 a hoy los rusos han podido lanzar al espacio más de cincuenta vuelos pilotados y más de cincuenta cosmonautas, de los cuales muchos han repetido la aventura dos o tres veces.

El 3 de noviembre de 1957 los rusos lanzan al espacio a la perra Laika: es el primer animal en volar alrededor de la Tierra.

El 12 de abril de 1961, a las 9,07 horas de Moscú, desde el cosmódromo de Baikonur, Yuri Gagarin se convierte en el primer astronauta de la historia.

El vuelo orbital de Gagarin dura una hora y cuarenta y ocho minutos, alcanzando el objetivo prefijado: demostrar que el hombre no sólo está en condiciones de desplazarse en el espacio a una velocidad de casi 28.000 km. por hora y a una altura de 300 km., sino que también puede conservar a bordo de una cosmonave como la de “Vostok” su plena capacidad de trabajo.

Dos años más tarde, el hombre no está solo en el espacio: el 16 de junio de 1963, Valentina Tereshkova se convierte en la primera mujer cosmonauta del mundo. A bordo de la nave “Vostok 6″ la Tereshkova realiza 48 vueltas alrededor de la Tierra, antes de retornar felizmente a su base y después de permanecer tres días en el espacio.