La integración de la mujer en puestos de responsabilidad y la nueva orientación de los departamentos de recursos humanos son dos causas para el incremento de las relaciones sexuales entre compañeros de trabajo. Es ahora mucho más fácil que coincidan personas de diferente sexo. Además, la rutina laboral tiene su influencia. La adicción al trabajo puede hacer que se reduzca el tiempo para la búsqueda de pareja.

La proximidad física es un elemento decisivo para el éxito de una relación, algo que es habitual a la hora de trabajar. Por otra parte, trabajar juntos une. La intensidad de la tarea y el hecho de salir triunfante de ella origina empatía. Además, razones de salud han hecho que no se arriesgue en mantener contacto sexual con personas desconocidas.