Algunas personas no son muy dadas a revisar los billetes de tren, autobús o cualquier otro medio de transporte colectivo en el que van a viajar, sobre todo si tienen prisa.

Viajeros prevenidos
Sin embargo, comprobarlos es una buena costumbre que se debría llevar a la práctica con mayor frecuencia; vale más perder unos minutos en el mostrador de venta de billetes que tener que lamentarse por un error de fechas en el billete. Esta recomendación que conviene tener presente siempre cobra especial importancia en los períodos vacacionales.

Si durante las vacaciones se opta por algún tipo de transporte colectivo, lo primero que sedebe hacer es sacar el billete con suficiente antelación, yendo a las oficinas de las empresas de transporte, contratando el servicio a través de una agencia de viajes o por internet.

Autobús

Billete. En él deben constar los siguientes datos: precio total, punto de origen y destino, nombre de la empresa, peso del equipaje y número de bultos que lo componen.

Cancelación. Si por alguna causa el viaje se viese interrumpido, la empresa de transporte está obligada a proporcionarle un medio alternativo para llegar a su destino.

Conductores al volante.Por la propia seguridad del viajero y la del resto de pasajeros, se debe exijir que no permanezcan al volante más tiempo del reglamentario (unas cuatro horas y media seguidas como máximo). Únicamente está permitido que el conductor conduzca cinco horas seguidas si está cerca una parada o el lugar de destino. Si el equipaje sufre deterioros o se extravía, sin haber declarado su valor, la empresa deberá abonar al viajero 9.02 euros por cada kilogramo, con un límite máximo de 20 kilogramos.

Tren y avión

Cambio de billetes.En caso de que se opte por el viaje en tren es recomendable que se acuda con tiempo suficiente a la estación. Si por problemas de la compañía el tren sufre un retraso el cliente tiene derecho a exigir la devolución de la cantidad abonada, incluida la correspondiente a suplementos y facturación de equipajes.

También se puede cambiar el billete para una próxima salida. En este caso se puede incluso canjearlo por uno de clase superior sin que se tenga por ello que abonar ningún extra.

Para los viajes en avión, es preciso presentarse con la suficiente antelación en el aeropuerto. El tiempo límite para los vuelos regulares nacionales es como mínimo de treinta minutos antes de la hora de partida y para los vuelos internacionales de noventa minutos.

Reserva.Una vez comprobados los datos que constan en el billete, no hay que olvidarse de confirmar la reserva en el plazo establecido, si así lo indica la agencia de viajes o la propia compañía aérea.

Anulación del vuelo.Si por cualquier motivo se tiene que anular el vuelo contratado y se quiere recuperar el importe abonado, hay que hacerlo con la suficiente antelación. En tarifas reducidas la penalización por no avisar en el plazo establecido puede ser de hasta un 50% del precio del billete.