Las personas a las que les gusta vestir de marca, están de enhorabuena. La razón no es que los modistos y marcas de prestigio vayan a bajar sus precios, sino que estos deben vender sus excedentes con cierta celeridad. Y para dar salida a estos se opta por bajar los precios.

La ropa también caduca
Los expertos en la materia aseguran que la ropa cada día tiene una vida más corta en las tiendas. Las rebajas de verano cada año se anticipan un poco más y a mediados de julio ya se pueden encontrar algunos comercios con promociones especiales.

Y es que, al contrario que hace años, cuando había dos campañas (la de verano y la de invierno) actualmente éstas se suceden casi continuamente. En algunos casos la ropa y los nuevos modelos se reponen cada cuatro semanas.

El resultado de la corta duración de los períodos de renovación de ropa es que se generan grandes cantidades de mercancía que no tienen salida al mercado. Por eso, los fabricantes, han decidido copiar el modelo que funciona en Estados Unidos desde los años sesenta: hacer grandes centros comerciales en los que dar salida a esta mercancía de marca.

Para el comprador esto tiene el aliciente de poder adquirir ropa de primeras marcas y de calidad, con una rebaja de un 30%, y hasta un 85% en épocas de rebajas.

Grandes marcas, pequeños precios
Los nombres de marca que podemos encontrar en estos establecimientos (que en España están despuntando) son varios: Timberland, Levi´s, Vista Alegre, Victorio & Lucchino, Lee Cooper, IKKS, Amichi, Camper, Lotus, Samsonite, Calvin Klein, Nike, Tommy Hilfiger y Antonio Miró.

Sin embargo, hay marcas que prefieren de momento dar salida a sus excedentes de forma más discreta y optan por el día de la ganga en una nave industrial a las afueras de la ciudad; es el caso de Loewe, Coronel Tapioca, Christian Dior, Dupont o la cadena de decoración y ropa Musgo.

Para acceder a la mayoría de los productos que estas tiendas ponen a la venta con grandes descuentos, hay que ser cercanos al círculo de buenos clientes. De lo contrario, este día de venta especial puede pasar desapercibido para la los clientes.

En grandes naves industriales
En cuanto a los centros cuyo negocio es la venta de stocks, destaca el Roca Company Stores, abierto en Madrid desde primavera de 2000. Es un lugar para ir de compras por todo el mundo sin salir de la capital, además en su establecimiento están representados los edificios más característicos del mundo.

Por su parte, Factory, otra de las empresas que se dedica a reunir marcas para que den salida a sus excedentes, tiene un centro en las Rozas y otro en Getafe (Madrid). Es común que estas tiendas de fábrica estén situadas en zonas periféricas con buenas comunicaciones.

La pionera de este tipo de ventas fue la cadena Main Outlet, en 1994. A diferencia del resto de las compañías que tienen varios locales, uno para cada marca, ésta suele exponer todos sus productos en una gran nave acondicionada para la venta.

Variedad de artículos
En estas superficies, además de ropa de marca, se pueden encontrar artículos para la casa y para el deporte y detalles para regalar. El éxito de la compañía le ha llevado a abrir establecimientos por todo el país. Vigo, Málaga, Zaragoza o Valencia, son algunas de las ciudades en las que se puede encontrar un Main Outlet.

Sin embargo, el problema de estas tiendas es que no siempre se encuentra lo que se va buscando; lo ideal es no ir con una idea preconcebida, sino con la mente abierta.